LOS ACTOS PROCESALES EN EL PROCESO PENAL

Es necesario estudiar los diversos actos procesales, que pueden recaer en el proceso, para diferenciar entre ellos a la sentencia, debemos entender por ellos los actos jurídicos de las partes y del órgano jurisdiccional mediante los cuales el proceso se realiza y que producen sus efectos principales, de modo directo e inmediato, en el proceso.

 

Para Díaz de León, el acto procesal, como acción humana, “…es un hecho jurídico procesal voluntario idóneo para crear, modificar o extinguir efectos procesales. El acto procesal es una especie dentro del género del acto jurídico. Su característica especial es que las consecuencias del Derecho que produce, se reflejan en el proceso, es decir, se dan dentro de éste como resultado de la actividad de los sujetos principalmente y secundarios que en él intervienen.[1]

 

Por otra parte, los actos procesales pueden clasificarse por su función o por los sujetos que tienen la aptitud para realizarlos, así tenemos:

 

1)           actos de las partes

2)           actos del juez

3)           actos del secretario

4)           actos de auxiliares

 

Los actos del juez, son los de mayor relevancia para nuestro estudio; el Juez realiza en el proceso actos de diversa naturaleza, pero el acto procesal más destacado lo constituye la sentencia.

 

Las resoluciones son declaraciones de voluntad con eficacia imperativa sobre el desarrollo del proceso y sobre el objeto del mismo; es decir, a través de las resoluciones se efectúan en el caso concreto dos situaciones:

 

1)           la ordenación legal del proceso; y,

2)           el derecho material en la sentencia de fondo.

 

 

Luego, las resoluciones pueden clasificarse en atención a su contenido y a su forma en:

  1. Decretos
  2. Autos
  3. Sentencia

Decretos, son simples determinaciones de trámite, lo que significa que estas resoluciones no trascienden en la secuela procedimental, no afectan el desarrollo del proceso.

 

Por ejemplo la expedición de copias simples o certificadas, reposición de carátula del expediente, cambio de defensor o cambio de domicilio.

 

Autos, son las resoluciones que señalan los diversos momentos procesales, pero tenemos varias clases de autos:

 

Autos provisionales, las resoluciones que  se dictan durante el desarrollo del proceso como medida cautelar preventiva o precautoria, pero que subsisten hasta que se termina el proceso con una sentencia. Por ejemplo el auto de formal prisión, porque al dictar sentencia definitiva desaparece el auto. La prisión preventiva, si absolvemos ya no lo es y si se condena, la prisión es definitiva. El embargo de bienes del procesado para garantizar la reparación del daño o la libertad bajo caución.

 

Autos definitivos, son las resoluciones que de manera anormal dan por terminado el proceso y estas resoluciones son las siguientes: el perdón, el desistimiento de la acción penal por el ministerio público, la muerte del procesado, la prescripción de la acción penal, libertad por desvanecimiento de datos, el sobreseimiento.

 

Autos preparatorios, son las resoluciones que señalan el inicio o la culminación de un momento procedimental de manera tal que encaminaba el desarrollo del proceso hasta llegar a la resolución definitiva (sentencia).

 

Sentencia, Es el modo normal de dar por terminado el proceso y es la resolución que determina con relación al delito que se investiga.

 

Hasta en la sentencia definitiva todavía existe investigación. Erróneamente, se dice que la investigación es del ministerio público, el juez la sigue realizando.

 

Las resoluciones de ordenación procesal: Son las que tienen por objeto la dirección formal (impulso procesal, admisibilidad de los actos procesales singulares y del proceso en conjunto, según los presupuestos e impedimentos procesales) y la dirección material del proceso (particularmente intervención en las aportaciones de prueba), en ellas encontramos a los autos y los decretos.

 

Las resoluciones sobre el objeto del proceso: Son las llamadas de fondo, que deciden las cuestiones del pleito en algunas de las instancias o en un recurso extraordinario, ellas son generalmente la sentencia definitiva.

 

El Código Federal de Procedimientos Penales en su artículo 94 dispone, las resoluciones judiciales son: sentencia, si terminan la instancia resolviendo el asunto en lo principal; y autos, en cualquier otro caso. Toda resolución deberá ser fundada y motivada, expresará la fecha en que se pronuncie y se redactará en forma clara, precisa y congruente con la promoción o actuación procesal que la origine, a diferencia del Código de Procedimientos Penales del Distrito Federal, en su artículo 71 contempla la figura del decreto, como forma de la resolución procesal penal, lo cual consideramos un acierto en la técnica jurídica de dicho ordenamiento legal, ya que sus efectos son distintos a los de los autos y la sentencia.

 

2.1.         Concepto de sentencia.

 

La conceptualización de la figura jurídica de la sentencia es de preponderante importancia en esta investigación, ya que a partir de ella podremos, identificar cuales son sus efectos como sentencia ejecutoriada y diferenciarlos de los que produce esta resolución cuando adquiere la calidad legal de cosa juzgada.

 

La sentencia se ocupa de hacer justicia en el caso en litigio, mediante la declaración o reconocimiento del derecho subjetivo objeto de la pretensión, es evidente que, con los expresados términos, bien poco se avanza en la explicación a la que se debe llegarse, en primer término, respecto a lo que es la sentencia, y en segundo lugar, respecto a lo que será la materia fundamental de este trabajo: la cosa juzgada.[2]

 

Es sabido que el derecho procesal forma parte del derecho público, y creo que es función del proceso, desde que se inicia, como ya se apuntaba con anterioridad, lograr la pacificación social, función que es su más alto grado se cumple al resolverse la pretensión deducida en el litigio, mediante la sentencia que tiende siempre a la declaración de la existencia o inexistencia del derecho subjetivo pretendido.

 

Es correcto señalar desde que el proceso se plantea, tiene, un efecto, una función: la pacificación social. “Los ánimos caldeados por la resistencia, con el resquemor de la venganza, con el deseo de hacerse justicia por propia mano, al llegar ante el juez allí deponen su actitud agresiva; el primer efecto del proceso es apaciguar la contienda, es moderar las pasiones. Y va aumentando este efecto a medida que el proceso adelanta, y cuando viene la sentencia a decir la última palabra, ya no solamente dentro del orden social se produce la pacificación, sino que ya se produce de un modo jurídico; ya el  Estado… obra… haciendo valer su imperio para apaciguar las pasiones y las contiendas entre los particulares”[3].

 

El proceso jurisdiccional, por medio de la sentencia tiene como fin  la pacificación social, con ella se resuelve la controversia  decidiendo sobre la pretensión hecha valer, y tiende a actuar el derecho subjetivo, ya absolviendo, ya condenando y en todo caso declarando el derecho que reconoce.

 

La sentencia es, a la vez, un acto de declaración y de imperio. En ella el tribunal, mediante el empleo de las reglas del raciocinio, declara en la forma y términos que las leyes establecen, si el hecho atribuido a determinada persona reviste los caracteres del delito y decreta la imposición de las sanciones o de las medidas de seguridad que procedan[4].

 

Toda sentencia tiene dos elementos, el elemento volitivo, es la voluntad soberana del Estado que tiene que cumplirse, en virtud del poder coercitivo de la misma y su finalidad; y el elemento lógico, que consiste en el fundamento del fallo, debe contener los razonamientos legales en que se apoya, para que dicho acto jurisdiccional tenga validez plena.[5]

 

Como podemos observar la sentencia se integra por su parte dispositiva. Es ésta el acto de autoridad del Estado, y la expresa el órgano jurisdiccional revestido de competencia. La sentencia es imperativa y obligatoria, en principio, una vez que ha quedado firme[6]. Hay casos, sin embargo, en que la sentencia es ejecutiva aun antes de quedar firme, como acontece tratándose de aquella que es apelable en sólo el efecto devolutivo. Autores han expresado que es la lex specialis, porque piensan que, cuando falta la norma que resuelve el caso concreto, el juez, con la sentencia, desarrolla una función de integración del derecho, semejante a la función legislativa del poder encargado de legislar puesto que establece el derecho objetivo válido sólo para el caso de referencia; en tanto que la ley vale para todos los casos de la misma especie, dado que es norma jurídica general.

 

La sentencia es el acto jurisdiccional mediante el cual:

 

  • “Se termina la instancia primera,
  • En la que se decide si un hecho es o no federal,
  • Se determina la responsabilidad o irresponsabilidad penal de las personas acusadas ante ellos; y,
  • Se imponen las penas y medidas de seguridad que procedan con arreglo a la ley.”[7]

 

Como podemos observar el concepto de sentencia, lo es el de decisión, juicio o fallo, mediante el cual se da por terminada una controversia, este concepto es desde el punto de vista de la idea que trae a la mente la palabra sentencia, sin entrar al estudio de fondo de dicho acto jurisdiccional, mismo que analizaremos mas adelante.


[1] DÍAZ DE LEÓN. Marco Antonio, “Diccionario del derecho procesal Penal”, Tomo I, Ed. Porrúa, 3a ed., México, 1997, p 72

 

[2] ABITIA ARZAPALO , José  Alfonso, De la Cosa juzgada en Materia Civil, Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Dirección General de Anales de Jurisprudencia, México 2003, p. 30.

[3]Idem..

[4] GONZÁLEZ BUSTAMANTE, Juan José, Principios de Derecho Procesal Penal Mexicano, séptima edición, Porrúa, México, 1983, p. 232.

[5] Cfr. Idem.

[6] ABITIA ARZAPALO , José  Alfonso, op. cit. p. 33

[7] cfr. ABITIA ARZAPALO , José  Alfonso, op. cit. pp. 33-34; DEVIS ECHANDIA Hernando, op- cit. pp. 170-172: ROCCO, Alfredo, “La sentencia civil”, tr. Mariano Ovejero, Tijuana, México 1985, pp. 50-53.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s